Remedios caseros para callos

Como quitar los callos de los pies con recetas caseras

Los callos en los pies consisten en el engrosamiento de la piel en determinadas áreas.
Este engrosamiento y endurecimiento de la piel es consecuencia del roce con el calzado.
Las zonas del pie más propensas a la formación de callos son los bordes de los dedos y la planta del pie.
En muchos casos los callos causan dolor o impiden caminar con normalidad, por esa razón es necesario quitarlos con tratamientos médicos o remedios naturales.



REMEDIO CON VINAGRE PARA LOS CALLOS

Sumergir diariamente los pies en agua tibia a la que se agrega medio vaso de vinagre de manzana.
Mantener los pies en el agua por un tiempo aproximado a los 15 o 20 minutos.
Luego secarlos y retirar la piel superficial del callo con una tijera o alicate.
Repetir todos los días hasta que se haya retirado toda la piel.

REMEDIO PARA CALLOS USANDO ASPIRINA

Este remedio casero consiste en triturar 5 aspirinas y mezclarlas con una cucharada de jugo de limón.
Formar una pasta que se aplica directamente sobre el callo
Cubrir la zona con un plástico y dejar actuar aproximadamente 15 minutos.
Este remedio se puede aplicar a diario o en días alternados hasta que el callo desaparezca.



REMEDIOS PARA CALLOS CON CEBOLLA

Cortar una cebolla a la mitad y frotar con ella los callos.
Repetir dos o tres veces al día.
Otra opción es colocar jugo de cebolla en los callos, cubrir con un plástico y dejar actuar media hora.

REMEDIO CON HIEDRA Y AJO

Machacar juntos 5 hojas de hiedra y 2 dientes de ajo hasta obtener una pasta.
Se aplica la pasta sobre los callos, se cubre con una gasa y se envuelve con una cinta plástica, leuco o similar.
Dejar actuar toda la noche.
Al día siguiente retirar el emplasto, lavar y secar la zona y repetir el procedimiento hasta que el callo desaparezca.

El contenido de los artículos de esta página no sustituye la consulta médica.
Se debe consultar al médico antes de iniciar tratamientos naturales o tomar remedios caseros.

Deja un comentario