Remedios naturales para las várices

Las várices pueden disminuír o mejorar con algunos remedios caseros

Las varices son venas dilatadas que se producen por el funcionamiento defectuoso de las válvulas que se encuentran en las venas.
Este problema afecta mayoritariamente a las mujeres, pero los hombres no están exentos de presentar várices.
Existen medicamentos para las várices y también se emplean procedimientos quirúrgicos para resolver el problema.
No obstante algunos casos leves se pueden beneficiar con la utilización de remedios naturales.



REMEDIOS CON HIERBAS PARA LAS VÁRICES

* Castaño de Indias – Sin dudas el mejor remedio natural para las várices es el Castaño de Indias.
Sus propiedades más destacadas son mejorar la tonicidad y la elasticidad de las paredes venosas.
De esta forma disminuye las várices y podría desaparecer las llamadas arañas vasculares.
No se aconseja realizar preparados caseros debido a que pueden resultar tóxicos.
Es más seguro tomar Castaño de Indias en cápsulas.
La dósis diaria es de 400 mg al día.

* Jengibre – El jengibre mejora la circulación venosa y ayuda a mejorar las várices.
Se prepara colocando en una taza de agua hirviendo 1 cucharadita de raíz fresca de jengibre.
Tomar dos tazas al día.



* Cola de caballo – Esta planta contribuye a disminuír las várices y a desinflamar las piernas.
Para hacer una infusión se colocan 2 cucharaditas de la planta seca de planta seca en 1 taza de agua hirviendo.
Beber 4 tazas a lo largo del día, lejos de las comidas.

REMEDIOS PARA APLICAR EN LAS VÁRICES

Compresas con vinagre – Colocar vinagre de manzana en un paño y aplicar sobre las várices.
Dejar actuar un mínimo de media hora y repetir tres o cuatro veces al día.

Aloe vera o Sabila – Masajear suavemente las várices con la pulpa del Aloe vera.
Repetir varias veces al día.

Crema de Castaño de Indias – La crema de Castaño de Indias se adquiere en farmacias y resulta un excelente tratamiento natural para las várices.
Aplicar de acuerdo a las instrucciones del envase.

El contenido de los artículos de esta página no sustituye la consulta médica.
Se debe consultar al médico antes de iniciar tratamientos naturales o tomar remedios caseros.

Deja un comentario